jueves, abril 10

Actriz carballesa y atlántica, o al revés

Actriz carballesa y atlántica, o al revés


En efecto, porque fue gracias a una intervención en esta exitosa serie de la TVG, donde muchos descubrimos a María Tasende Cotelo, actriz carballesa (lo de atlántica, además de obvio, viene ahora) que ya entonces atesoraba un buen currículo con numerosas intervenciones en series nacionales y autonómicas. Que se va incrementando, y por eso viene hoy aquí. Ella, y todos aquellos de la zona que se van abriendo paso en el proceloso mundo artístico.
A María hemos podido verla este pasado lunes en Os Atlánticos. Era su penúltimo capítulo. Volverá a aparecer la próxima semana (último) con su personaje Charo , hija de Dorinda, interpretado por Laura Ponte . Los que lo hayan visto y, por tanto se hayan enterado de que tiene un problema serio que le obliga a desatender a su hijo, descubrirán qué es lo que le pasa en la próxima emisión. En Os Atlánticos participan otros actores conocidos (creo que lo son todos) como Santi Romay, aquel malpicán que se hizo famoso con Mareas Vivas , o Xosé Barato , el presentador de Historias de Galicia , al que trajimos ayer a esta misma página debido al rodaje realizado en Cabana junto a vecinos de Camariñas. En el soporte técnico está Voz Audiovisual, que es la responsable máxima de Padre Casares , entre otros trabajos.
Nos queda un segundo motivo para traer a María. Se acaba de presentar, en la sección oficial del Festival de Cine de Málaga, la película Rafael, de Xabier Bermúdez, rodada entre A Coruña y Carballo (en los Baños Vellos) en el mes de septiembre del año pasado, y en la que María también participa. Para quien busque más detalles, además de ver la película, puede echarle un vistazo mañana al programa Planeta Cine, que presenta Uxía Blanco. El equipo del programa se desplazó hasta la ciudad andaluza para hablar con actores y director. Digo yo que también lo haría con Olaia Sendón, de quien ya comentamos que concurre en el mismo festival dentro de la sección oficial de documentales con Os fabulosos irmáns da luz, estrenado en Muxía y que recrea el ambiente ya perdido, no olvidado, de los viejos cines de la Costa da Morte. Un trabajo que sirvió para rendir un homenaje a gente como Ramón Caamaño.
Del cine, que es el mundo de la ilusión, a otra iniciativa que, sin ser el séptimo arte, les habrá hecho mucha (ilusión) a los pequeños del colegio Praia de Quenxe de Corcubión. Dedicaron la jornada de ayer a realizar actividades sobre educación vial, que están incluidas en el Plan Valora al que se adhirió el centro, que dirige, desde hace ya muchos años, Francisco Riveiro. Los protagonistas, en estos casos, son los niños, pero me atrevería a decir que en realidad lo fueron los dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Corcubión que llevaron una moto y un vehículo de atestados. Si hasta a los que ya tenemos una edad respetable nos haría ilusión subirnos a una de esas BMW, siendo niños no digo nada. Los chavales fueron desfilando, aprendiendo y preguntando divididos en tres grupos (uno de infantil y dos para primaria), siempre con sus tutores. Entre estos y los guardias, protegidos al cien por ciento. Los progenitores que quisieron asistieron por la tarde a una charla sobre el mismo tema, pero ya sin motos ni coches, que impartió Manuel Canosa Sanjurjo, que es quien coordina el proyecto educativo.

0 comentarios :

Publicar un comentario