domingo, noviembre 13

Cheíño recrea o seu Arteixo

Cheíño recrea o seu Arteixo

O debuxante, que retrata a vida social e política da vila nunhas viñetas que publica no seu blog, decide saír do animato para presentar unha exposición na libraría Á lus do candil

13.11.2016 | 08:49

O debuxante, Juan José Barro, cunha das viñetas da mostra.

Juan José Barro é un veciño de Arteixo máis coñecido como Cheíño de Tó. Hai catro anos decidiu empezar a facer viñetas cos sucesos destacados que ocorren na vila e mostralas no seu blog, Arteixolandia. Co paso dos anos os seus debuxos comezaron a facerse coñecidos e son moitos os veciños que están pendentes das súas publicacións. O máis curioso é que ao principio non quería que ninguén soubese a súa identidade e optou por crear un personaxe virtual. Aí naceu Cheíño de Tó. A pasada semana decidiu dar outro paso á fronte: saír do anonimato. Organizou unha exposición na libraría Á lus do candil e presentouna en persoa. Quedou sorprendido pola cantidade de veciños que acudiron. "Non sabía que houbese tanta xente que seguía o blog. Parece que gusta", asegura.

Cerca de 40 veciños estiveron presentes na presentación da exposición. Barro relata que "case ninguén sabía quen era" en realidade Cheíño de Tó e que "había morbo". Na inuaguración da mostra desvelouse o misterio. A exposición está composta por 70 debuxos en total. Juan José Barro, natural de Carballo, mostrou unha pequena parte das súas viñetas. Pódense ver ilustraciones que fan referencia a actualidade de Arteixo e a sucesos a nivel nacional. Tamén recorda que estivo quince días coa selección dos mellores debuxos para mostralos na libraría. "Seleccionar é complicado. Estiven retocando e enmarcando os debuxos", relata.

A persoa responsable de que a identidade de Cheíño de Tó saíse á luz é o propietario da libraría Á lus do Candil, o poeta Modesto Fraga, que coñeceu a Cheíño e animouno a dar un paso adiante. Fraga explica que "non todo o mundo ten acceso a Internet" e propuxo facer unha exposición. As viñetas poderán verse ata final de ano na libraría. Este libreiro quere tamén "promocionar aos creadores de Arteixo" .Un dos temas que máis trata Barro nas súas viñetas é a política local de Arteixo. Co tempo variou a forma en que debuxa ao alcalde, Carlos Calvelo. "O alcalde antes era como un retrato. Despois houbo unha segunda xeración e despois a terceira. O alcalde identifícase polo peiteado", destaca. A Juan José Barro o político que máis che gusta retratar é o portavoz do PSOE, Martín Seco. "É fácil. Ten pelo corto, cara cadrada e perilla", indica. Tamén retrata a Silvia Seixas e Charo Figueiras.

Barro tamén intenta plasmar as noticias que le nos periódicos nunha viñeta. Noutros casos reflexa anécdotas. Nos seus debuxos tamén poden verse elementos característicos de Arteixo: as fontes e os bancos do paseo fluvial.
Cheíño de Tó naceu hai catro anos despois de que unha mestra dun curso de debuxo animase a Juan José Barro a facer máis viñetas e non a botalas na papeleira." Eu tirei o debuxo na papeleira e a mestra colleuno. Díxome que o asinase", recorda.

FONTE: La Opinión A Coruña

sábado, abril 9

«La actuación es un aprendizaje sobre la raza humana, sobre la vida»

La actriz carballesa es Juliana, la responsable de la chocolatería en la serie Acacias 38




María Tasende (Carballo, 1977) tiene ya un amplio recorrido artístico a sus espaldas. Por citar solo algunos, con papeles más grandes o más pequeños: series como MatalobosAída, Os AtlánticosPadre CasaresMaridos e MulleresLos SerranoFaro; obras de teatro con el Centro Dramático Galego, o películas como Rafael o Retornos, que llegó al Festival de Málaga. Lleva tres años intensos, de no parar, y además con series diarias, muy exigentes e intensas a la hora de rodar. Los dos primeros, con O Faro, y el último con Acacias 38, que se emite en las tardes de la 1 de Televisión Española, con todo lo que eso implica, en promoción y difusión. María es Juliana, la dueña de una chocolatería, un centro social del barrio en el que todo se sabe y todo se cuenta. Para quienes no la conozcan, sale caracterizada mucho mayor de lo que en realidad es a sus 38 años, y además con un hijo no precisamente adolescente que contribuye a darle ese toque añadido de madurez en la pantalla.
Pese a que ya es una veterana de las tablas, confiesa que este año, con la serie, ha sido de «mucho aprendizaje», en todos los aspectos profesionales, y eso que la interpretación anterior ya le había dado una experiencia notable en los retos diarios. De Galicia a Madrid: «Aquí tienes otro equipo, más grande, otra manera de ser, otra gente». Explica. Pero añade que estaba contenta antes y que lo está ahora. Con su personaje, también. Juliana es querida por los espectadores, genera cariño, especialmente por su inocencia. En el carácter en conjunto María no es como Juliana, de ahí que se muestre satisfecha por poder transmitir esas sensaciones y que la audiencia sepa apreciarlo. Y sobre todo que la audiencia marche bien, y no solo en España, sino también en Italia.
La celebridad se nota, pero no de una manera exagerada. «Es raro que me reconozcan por la calle», señala. La ropa, el maquillaje, lo complican. Pero no imposible. «Cuando lo hacen se nota el cariño que le tienen a Juliana», describe.
La serie se ambienta en el filo del siglo XIX, a punto de empezar el XX. Era otra España, otras costumbres. Cuando le dieron el papel tuvo que prepararse bien la época. Justo en ese momento las mujeres empezaban a ser más libres, los cambios sociales eran incipientes, «aún en un mundo muy estricto». Pero, como ocurre con las pulsiones humanas, «cambia la forma de hablar, pero no los sentimientos, son siempre los mismos con independencia del momento». Y los actores se encargan de transmitirlos.
De momento la cadena funciona, así que parece que la serie va para largo, «pero en televisión nunca se puede decir lo que va a durar algo, aunque en este caso va bien, hay nuevas temporadas y mi personaje parece que sigue». Con la suerte, además, de que le gusta mucho el chocolate.
Dulce infancia
El dulce recuerda sobre todo a la infancia, que en su caso también viene de sus veranos en Montecelo o en Razo. Tanto que define su origen: «¡Yo soy de Montecelo!». Aunque Madrid pesa mucho. Ahí estudió Empresariales primero, y Arte Dramático con Cristina Rota, después. Ha vivido mucho tiempo en la ciudad, y continúa, con escapadas constantes a Galicia. «Mi alma está repartida entre ambos sitios, en lo personal y en lo profesional, pero mi corazón y mi estómago están en Galicia. Y cada vez más, con el paso del tiempo. Muchas veces pienso: ¡Cómo me gustaría poder ir a pasear ahora a Razo!». Para trabajar, depende: allí donde surja, opina. Puestos a pedir, le encantaría hacerlo combinando «cosas de Madrid, Galicia y otros países, vivir nuevas experiencias!».
Y eso que la carrera artística tiene altibajos. No puede quejarse, pero hubo momentos, «épocas duras, de plantearte cosas», aun reconociendo que la inestabilidad forma parte de la vida actual, y en su oficio, «más». Su personaje, tarde o temprano, se acabará, y habrá que buscar otras cosas.
Le gusta el cine, el teatro y la televisión, pero el escenario, «el contacto con el público», le tira especialmente. Y le gusta sobre todo su profesión, necesariamente vocacional: «A veces es dura, pero también me enseña mucho. Actuar es un aprendizaje sobre la raza humana, sobre la vida en general, y cada vez la respeto más. Es como un poder experimental del ser humano».
Natural de Carballo, enamorada de la casa familiar de Montecelo, en Coristanco, su papel en la serie televisiva diaria «Acacias 38» la mantiene en Madrid. Dice que entre la capital y Galicia reparte su alma en lo personal y en lo profesional, pero en el corazón gana su tierra.



domingo, junio 14

Tricomías

Inauguración extraoficial das fiestas coa exposición colectiva 
 Tricromías


Obra de Milagros Cotelo

jueves, abril 16

María Tasende é Juliana en 'Acacias 38'

'Acacias 38' nos traslada cada tarde hasta 1899 para contarnos la historia de un grupo de criadas y las familias burguesas para las que trabajan. Una historia de ricos y pobres que refleja la confluencia de dos mundos en un único espacio, en un portal: Acacias 38. 
El edificio, situado en un barrio burgués de una gran ciudad española, será el escenario de las andanzas de unos y otros. La familia Serna, los Álvarez-Hermoso, los Hidalgo, los Palacios, sus criadas y la gente del barrio protagonizarán las tramas de esta serie diaria y coral con más de 20 personajes. 
El amor, los celos, las pasiones, las venganzas, los odios y la alegría son los ingredientes de 'Acacias 38', una producción de TVE en colaboración con Boomerang TV.

  'Acacias 38' - María Tasende es Juliana 


Una mujer de familia burguesa es la dueña de ‘La Deliciosa’, la chocolatería del barrio. Hermosa, bien educada e íntegra, Juliana es una mujer que no tolera las injusticias ni los abusos. Por ello tendrá enfrentamientos con Cayetana. Los mayores quebraderos de cabeza se los dará su hijo, Víctor, un muchacho bastante irresponsable. 


 María Tasende 

María Tasende (Carballo, Galicia, 1977) tiene una amplia formación como actriz que la ha llevado a estudiar con Cristina Rota o John Strasberg. En Galicia es conocida por series como ‘Os Atlánticos’ o ‘Pedro Casares’. A nivel nacional ha participado en ‘Los Hombres de Paco’, ‘Los Serrano’ o ‘Aída’. En 2010 recibió el premio a la mejor actriz en el Festival de Cine Internacional de Ourense por el corto 'Illa Pedra'. 


 Fuente:Corporación de Radio y Televisión Española 2015